La enfermedad inflamatoria intestinal conlleva trastornos externos en el 50% de los casos

Pueden ser articulares, oculares o dermatológicos. Además, con menos frecuencia se ven afectados otros órganos como el hígado, los pulmones o el páncreas.

REDACCIÓN | Madrid – 10-02-2016 | 0
54.7K

Según los especialistas, se estima que entre un 25% y un 50% de los pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal presentarán en algún momento una manifestación extraintestinal (MEI), que puede ocurrir antes o después del diagnóstico, por ello el control estrecho de la patología y el abordaje integral son claves en la evolución y pronóstico del paciente.

Este tipo de manifestaciones afectan significativamente a la calidad de vida de los pacientes con dicha enfermedad

Este tipo de manifestaciones afectan significativamente a la calidad de vida de los pacientes con dicha enfermedad, ya que pueden ser articulares, oculares o dermatológicas, y aunque con menos frecuencia, a veces involucran a otros órganos como el hígado, los pulmones o el páncreas. Esto conlleva que requieran de un tratamiento específico en función del órgano afectado.

La monitorización, la identificación de factores predictivos, así como la instauración del tratamiento apropiado de forma temprana son aspectos fundamentales en la evolución del manejo de la enfermedad inflamatoria intestinal (EII). Así lo han afirmado varios expertos reunidos en el simposio “Cambios en la práctica clínica para mejorar el tratamiento de la EII”, organizado por AbbVie dentro del XXV Congreso de la Sociedad Catalana de Digestología celebrado recientemente.

ENFERMEDAD DE CROHN

En este sentido, los expertos destacan que la enfermedad de Crohn es una patología inflamatoria que puede afectar a cualquier parte del tracto gastrointestinal, progresando a formas estenosantes y fistulizantes. Existen factores predictivos, como los marcadores clínicos o endoscópicos, que tienen una aplicabilidad en la práctica clínica para predecir la progresión de la enfermedad. Su manejo está evolucionando para ir más allá del control de los síntomas y centrarse en la remisión profunda, con un nuevo enfoque de tratamiento, cuyos objetivos últimos son la prevención de la lesión intestinal, la reducción de la discapacidad a largo plazo y el mantenimiento de una buena calidad de vida.

“Debemos valorar el grado de actividad de la enfermedad y la presencia de factores de riesgo desde la primera visita”

Al respecto, la gastroenteróloga del Hospital de Sant Joan Despí Moisès Broggi, Mercè Navarro, explica que “debemos valorar el grado de actividad de la enfermedad y la presencia de factores de riesgo desde la primera visita e instaurar el tratamiento adecuado lo antes posible. Para cambiar el curso de la enfermedad, debe instaurarse un tratamiento apropiado de forma temprana, antes de que se produzcan complicaciones. Existe una ventana de oportunidad terapéutica para una intervención temprana que puede prevenir el desarrollo de una lesión intestinal y mejorar la evolución clínica de la enfermedad de Crohn”.

LA COLITIS ULCEROSA

Al igual que la anterior patología, la colitis ulcerosa es una enfermedad progresiva y discapacitante. La progresión adopta seis formas principales: extensión proximal, formación de estenosis, seudopoliposis, dismotilidad, disfunción anorrectal y alteración de la permeabilidad. Hay factores pronósticos como la edad, las características clínicas o genéticas, que son esenciales a identificar para evitar el riesgo de progresión, siendo la extensión de la enfermedad el principal factor predictivo de su evolución a largo plazo.

El gastroenterólogo del Hospital de Bellvitge, Francisco Rodríguez, sostiene que “en el caso de los pacientes con colitis ulcerosa resulta esencial identificar los factores de mal pronóstico, es decir, de mayor riesgo de progresión de la enfermedad y con mayor posibilidad de sufrir complicaciones. La monitorización farmacológica, el control estricto y el conocimiento del perfil de riesgo para poder intervenir de forma precoz, destacan como las formas más importantes para lograrlo La remisión histológica sería un objetivo de tratamiento deseable aunque a día de hoy presenta algunas limitaciones para considerarlo en la práctica clínica”.

http://www.consalud.es/pacientes/la-enfermedad-inflamatoria-intestinal-conlleva-trastornos-externos-en-el-50-de-los-casos-24367

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Rampeta. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s